El Servicio, que hoy cuenta con 400 mts2, aumentará su capacidad de tratamiento y, además, ofrecerá estacionamiento con acceso público propio, un hall de espera, una sala de aislamiento, un consultorio para entrenamiento, entre otros servicios.


La gobernadora Rosana Bertone, en compañía de autoridades del Ministerio de Salud, inauguraron ayer la nueva sala de hemodiálisis en el Hospital Regional Río Grande. La nueva estructura edilicia está situada en la esquina de Estrada y Mackinlay y además ofrece estacionamiento con acceso público propio, un hall de espera, una sala de aislamiento, un consultorio para entrenamiento, entre otros servicios.

Durante su recorrida, la gobernadora de la Provincia, Rosana Bertone, afirmó que “cuesta mejorar el Sistema de Salud Público” y reflexionó que “cuando asumimos, el sistema estaba casi destruido, casi en una decadencia absoluta. Hoy, poco a poco, vamos mejorándolo. Nos queda mucho trabajo por delante, como las guardias, veredas, zona de ambulancia, guardia, entre otras cosas. Lo importante es que hay un plan y que queremos cumplirlo a raja tabla. Cada paso que queremos dar lleva tiempo, autorizaciones, licitaciones y procesos formales, pero vamos hacia adelante ofreciendo mejoras concretas y reales” y agregó que “el Hospital Regional de Río Grande es antiguo y tiene muchos años de abandono; estamos incorporando tecnología de última generación para que el establecimiento esté al servicio de los pacientes y a la altura de los que buscamos desde el gobierno”, afirmó la Mandataria.

La obra fue realizada en un trabajo en conjunto con el Ministerio de Salud de la Provincia, quién participó de la adquisición de equipamiento específico para mejorar la calidad del servicio. A su vez, se instaló un nuevo sistema de calefacción y un sistema de renovación de aire exterior filtrado manteniendo la extrema limpieza en la sala. Además, para asegurar la operatividad del servicio, la red eléctrica de máquinas se encuentra conectada al sistema de emergencia general del Hospital.

El equipamiento médico para el servicio de hemodiálisis y la puesta en funcionamiento demandó una inversión de 12 millones de pesos. Hasta ahora el servicio se encontraba desbordado por la capacidad instalada y el constante crecimiento de demanda. “Esta obra nos va a permitir duplicar las posibilidades de tratamiento”, afirmó la gobernadora.

Por último, la mandataria afirmó que “con esto estamos atendiendo a los requerimientos por parte de pacientes, médicos y enfermeros que trabajan aquí” y destacó que la obra “fue hecha por administración propia del Hospital, solamente se ha contratado personal para hacer el piso sanitario y la pintura” y agregó que “hay una inversión muy fuerte ya que es un área que precisa tener muchos cuidados en cuanto al agua, limpieza e ingreso de las personas; todo está pensando, resguardado y aprobado por las autoridades que asesoran el área de diálisis”, concluyó.

Al respecto, el ministro de Salud, Guillermo Ruckauf, afirmó que “esto va a producir una mayor dinamización de los tratamientos, podemos hacer 75 tratamientos diarios, con la rotación de pacientes. Esto significa un adelanto impresionante, no solo para los pacientes de Tierra del Fuego sino también para aquellos que están en tránsito y tienen enfermedad renal crónica” y sentenció que “muchos de los pacientes que están sometidos a diálisis están a la espera de un riñón por eso quiero reiterar que la donación de órganos es muy importante. Donar es vida. Por cada riñón que se trasplanta es un paciente menos en tratamiento.”

Comentarios