La DPOSS comenzará a aplicar en Ushuaia una tasa por uso de este recurso para riego o lavado de vereda y vehículos. "No se trata de una multa”, explicó el titular del organismo Guillermo Worman y afirmó que “los usuarios van a comenzar a pagar por la utilización que hagan del agua por fuera del uso ordinario de bebida e higiene domiciliaria".


Con el inicio del invierno bajan los caudales de las tres cuencas de las que Ushuaia toma el agua (Arroyo Grande, Arroyo Buena Esperanza y el Río Pipi) y con esto empieza un trabajo del cuidado de cuenca y de la dosificación del agua.

”Hay una serie de actividades que vamos a inducir que los vecinos no hagan y que utilicen el agua potable básicamente para uso domiciliario sin restricción: siempre planteamos el uso para higiene personal, limpieza de domicilio, cocción de alimentos entre otros”, afirmó el titular de la DPOSS, Guillermo Worman, en Radio Nacional Ushuaia.

En este sentido indicó que ”progresivamente lo que fuimos haciendo fue mejorar la calidad de las aguas que ingresan a los troncales cloacales. Hace poco hablamos con el Municipio de Ushuaia de solicitarle a establecimientos hoteleros y gastronómicos pongan lo que se llama trampas de grasas, para que no ingresen las grasas a los troncales”.

”Lo otro que fuimos encontrando fue bastante presencia de hidrocarburos disueltos, que es básicamente gente que lava en la vía pública con el auto y sin mala intención, pero de los motores, caños de escape y otras parte del auto se termina disolviendo en el agua aceite o combustibles. Nos juntamos con una suerte de Cámara de Lavaderos de Autos de Ushuaia que tienen una serie de requisitos entre ellos una suerte de trampas de hidrocarburos y se quejaban de que hay mucho lavado clandestino de auto”, detalló.

Worman precisó que ”lo que nos plantearon fue que todo aquel que lave en vía pública, que el Municipio tiene una ordenanza que lo prohíbe, lo que vamos a empezar a hacer es darlo de alta por la actividad que está realizando para que amerite el cobro de una tasa extra”.

Para controlar la situación, el funcionario sostuvo que ”vamos a tener inspectores en la calle que van a notificar al vecino para que haga un descargo en el caso de personas que lo hicieron puntualmente, pero hay gente que lo hace de manera regular, entonces el que lo hace de ese modo vamos a habilitar esa función y se le va a cobrar la tasa. Algo similar hicimos con los establecimientos de turismo, gente que alquila departamentos o locales comerciales y pagaban el agua como si fuera una familia, hicimos un llamado voluntario y recibimos más de 200 casas y departamentos que voluntariamente sinceraron la situación que tenían y que ahora pagan una tasa extra”.

Sin embargo aclaró que ”nosotros no vamos a penalizar, pero si vamos a decir, usted más que lavar en vía pública tiene que ir a lavar a alguno de los lugares habilitados para eso para cuidar el agua y que usan una suerte de rejillas donde se interceptan los hidrocarburos, el que lava en la vía pública envía todo al sistema pluvial o cloacal”.

”Para aquellos que se dediquen regularmente al lavado de su flota vehículos por alguna prestación que tiene, lo que vamos a hacer es sincerar su condición frente a la DPOSS y darle de alta con una categoría nueva”, explicó.

Comentarios