El proyecto presentado la semana pasada por el concejal Paulino Rossi apunta a la tenencia responsable de mascotas: al vecino que adopte en la dirección de Zoonosis una mascota chipeada y castrada, se le descontará del impuesto inmobiliario del año siguiente 100 unidades fiscales, unos $1100 actuales. El asunto será tratado en la próxima sesión ordinaria del Concejo Deliberante.


Quienes adopten un perro callejero en Río Grande tendrán una rebaja en tasa inmobiliaria, si en la próxima sesión ordinaria del Concejo Deliberante se aprueba el proyecto presentado por el concejal Paulino Rossi (UCR). La iniciativa va en línea con el proyecto aprobado para beneficiar también a los vecinos que planten árboles en el frente de su vivienda.

“Estamos presentando una iniciativa para que todo aquel que adopte una mascota en la dirección de Zoonosis, castrada y chipeada como debe ser, automáticamente obtenga un beneficio de 100 unidades fiscales de descuento en el impuesto inmobiliario del año siguiente, que a valores actuales son unos $1100 pesos que se van actualizando”, detalló Rossi.

Para el concejal “de esta manera vamos a ayudar a tomar conciencia porque cuando alguien quiere adoptar una mascota sabemos que generalmente se compran y pueden ser muy cara una mascota de raza, pero si tomamos conciencia de la importancia de poder adoptar un animalito de los tantos que tenemos en la ciudad sin dueño, que sea a través de la dirección de Zoonosis y también generamos la posibilidad de que se puedan hacer convenios con las protectoras”.

Rossi remarcó que actualmente tanto las protectoras que existen en la ciudad como Zoonosis “están desbordadas de animales” y sostuvo que “hay muchos animales sueltos en la vía pública, lamentablemente muchos de ellos sin castrar y permanentemente uno ve cachorros que son llevados a las protectoras para ser dados en adopción”.

“La iniciativa plantea que la adopción debe ser realizada de manera responsable y eso implica que el animal esté castrado, desparasitado y chipeado, y también inculcar los hábitos de tenencia responsable, un animal no puede estar suelto en la vía pública”, expresó.

Por otro lado el concejal Rossi remarcó que la mayoría de los animales sueltos tienen dueños “que tienen que entender que el perro tiene que estar dentro del patio de la casa y si no tiene cerco, tiene que estar atado”.

Asimismo indicó que el control y las multas “son fundamentales y hay que seguir aplicándolo como en todo, algunos nos plantean que no se debería premiar lo que está bien pero yo creo que sí, porque lo mismo pasa con las alcoholemias, no solamente hay que sancionar fuertemente al infractor si no que tenemos que ver las cuestiones que son positivas para la ciudad, ver de qué manera se generan beneficios fiscales como los otros descuentos que hemos generado en los últimos meses”.

La iniciativa fue presentada la semana pasada y tomará estado parlamentario en la próxima sesión ordinaria del Concejo Deliberante.

Asimismo Rossi recordó que el Municipio de Río Grande promulgó hace poco el beneficio del descuento de 100 unidades fiscales ($1100) por cada árbol vivo plantado en la vereda de la vivienda, y contempla el beneficio por hasta tres arboles con el beneficio del descuento de 100 unidades fiscales por cada uno con un máximo de $3330.

“En este caso también el beneficio es para los impuestos del año que viene con lo cual tenemos la época de la poda para aquel que quiera reproducir arboles a través de la poda sin tener que comprarlos y en la primavera comenzar con la campaña de concientización para que podamos plantar árboles en el frente de la vivienda”, afirmó.

Finalmente manifestó que “sabemos que el gran déficit de Río Grande es de árboles y hemos naturalizado que tenemos que plantar en los espacios públicos pero no tenemos en las veredas”.

Comentarios