Después del robo, uno de los delincuentes volvió al local y fue reconocido por la dueña, quien dio aviso a la policía local.


Dos delincuentes fueron detenidos -este lunes- luego de asaltar un kiosco ubicado en calle Rafaela Ishton Nº1490, en la zona de la Margen Sur de Río Grande.

Los ladrones ingresaron con los rostros cubiertos y se llevaron la caja registradora que contenía 5 mil pesos en efectivo, y algunos otros elementos del local.

El robo quedó registrado en las cámaras de seguridad del lugar pero, tras perpetrar su fechoría, los malhechores lograron escapar con éxito.

Sin embargo, de manera insólita, minutos más tarde después del robo uno de los ladrones se hizo presente en el local con su cara destapada y fue reconocido por la dueña del local, quien dio aviso de manera inmediata a la Policía, y los uniformados se hicieron presentes en el lugar y lo detuvieron. El mismo fue identificado como Leandro Leiva Muñoz de 27 años.

Horas más tarde, tras una investigación realizada por los efectivos de la Comisaría Cuarta, los uniformados detuvieron al segundo ladrón, identificado como Carlos Fabián Ríos de 32 años.

Comentarios