El estudio denominado “Dinámica Poblacional en Santa Cruz y Tierra del Fuego: Un Aporte desde la Antropología Genética” busca conocer la composición genética y el origen geográfico ancestral de los habitantes que residen en la Patagonia Sur. La participación es anónima, gratuita, y voluntaria.


Se trata de un estudio que realizan investigadores del IDEAus-CONICET de Puerto Madryn. El objetivo principal es conocer el origen geográfico de los ancestros de los pobladores que habitan actualmente en la Patagonia Sur.

“Es un estudio de antropología con el que se va a determinar la condición genética de la población en general. Lo que se determina es el origen de los migrantes. Qué porcentaje de las personas que viven en la localidad tiene origen europeo, nativo americano, africano o asiático”, explicó Irina Velázquez, becaria doctoral del CONICET, que se encuentra trabajando junto a la doctora María Laura Parolín.

El mismo estudio ya se realizó en las localidades de Comodoro Rivadavia, Trelew, Puerto Madryn, Esquel y Bariloche, y demostró que en la Patagonia argentina las poblaciones se diferencian tanto en su composición genética como en las diferentes historias fundacionales.

Desde el 17 de abril y durante dos semanas, el Banco de Sangre del Hospital de Río Grande y el Banco de Sangre del CEMEP recibirán a todos los interesados en participar. Lugar: Banco de Sangre del Hospital de Río Grande y CEMEP de 8 a 15 horas.

Mientras que en Ushuaia comenzó esta semana y por dos semanas se realiza en el Banco de Sangre del Hospital, de 11.00 a 12.00; en la Clínica San Jorge de 08.00 a 14.00.

“Es un estudio de ciencia básica. Nosotros vamos a estar esta semana y la que viene, y después vamos a estar unos días en mayo, que todavía no lo decidí. Se pueden acercar al banco hasta las tres de la tarde. Además, la verdad es que queremos fomentar la donación de sangre, pero en el caso que no quieran donar, se puede hacer un hisopado, bucal. Se pasa un hisopo por la parte interna de las mejillas, que eso lo hace cada persona, que es otra opción menos invasiva”, detalló la becaria.

El análisis se realiza mediante el estudio de marcadores moleculares de herencia materna (ADN mitocondrial) y paterna (cromosoma Y) lo que permite conocer el origen geográfico de los ancestros maternos y paternos más remotos, y cuál es el mestizaje que usted presenta en su ancestría genética. Es decir que proporción de esa herencia genética es de origen Nativo Americano/Euroasiático/Africano: “desde el equipo le hacemos una devolución a cada donante, se la enviamos por e-mail, también la enviamos al hospital, y podemos hacerla llegar por correo postal. Después de que se hace esa devolución la muestra no se utiliza más. Es un estudio anónimo además. Y lo hacemos en el marco de un proyecto que tenemos desde CONICET, en el que estamos estudiando las localidades del sur del país.

A cada donante también se le hará una encuesta genealógica para conocer su lugar de nacimiento, padres y abuelos, que se contrastará con la información genética.

Comentarios