Un violento episodio vivieron los vecinos de las 640 Viviendas de la ciudad de Ushuaia durante el fin de semana por el accionar de un joven de 18 años, el cual se tornó agresivo cuando su madre se negó a darle dinero, causando destrozos en un cerco perimetral y arrojó macetas en el edificio. Lo detuvo la Policía, luego que su progenitora hiciera una presentación por amenazas.


Vecinos de una tira de las 640 Viviendas, ubicada sobre la calle Pionero Fueguinos vivieron momentos de terror durante la jornada del sábado cuando un joven de 18 años egresó del edificio y comenzó a causar destrozos con una violencia inusitada. El chico estaba muy agresivo e inclusive debieron intervenir varios patrulleros para evitar que se diera a la fuga tras los destrozos que ocasionó.

El hecho se registró alrededor de las 15 cuanto ante la negativa de su madre de darle dinero, tuvo una reacción tremenda causando daños en los cercos y arrojando masetas en distintas direcciones. Cuando llegaron los efectivos de la Comisaría Tercera intentó escapar corriendo, pero fue interceptado por un patrullero.

Los vecinos explicaron señalaron que ante los hechos sucedidos el día sábado 17 de marzo a la hora aproximadamente 15.15 donde un joven, en un ataque de desborde, rompió y destrozó elementos que se encontraban en la puerta de entrada del edificio, golpeando la puerta, tirando macetas y carteles. Esto ocasionó daños y perjuicios a la propiedad de todos los vecinos, los cuales no salen de su asombro.

Los residentes de dicho monoblock se mostraron atónitos ante semejante panorama y manifestaron que la mamá del propio joven llamó a la policía, quienes inmediatamente recurrieron al edificio tomando cartas en el asunto. Ante la presencia de la policía, el joven se escapó y hubo una persecución policial hasta que lo demoraron y se lo llevaron detenido en un patrullero.

Asimismo se labraron actuaciones, puesto que la propia madre del adolescente había sido amenazada de muerte, por lo que ella misma presentó una denuncia en la comisaría tercera. Los vecinos preocupados ante esta situación amenazante del protagonista temen por su integridad y dijeron que esperan la rápida intervención y resolución de la Fiscalía interviniente en esta causa, a cargo del doctor Eduardo Urquiza y del Juzgado de Minoridad y Familia a cargo del juez Gustavo González.

Según indicaron fuentes consultadas, González en un primer momento se negaba a dictar una orden de restricción, pero al ver la violencia del joven denunciado, en registros fílmicos aportados por los propios vecinos, tuvo que imponer una prohibición de acercamiento por 30 días.

No sería el primer accionar violento de este joven y cabe señalar que hace 2 años, cuando el mismo era menor, un juez de Ushuaia tomó intervención y dispuso la exclusión del mismo del edificio. Hace algunos meses volvió a residir a dicho lugar y este sábado desató nuevamente su ira. Un vecino que pidió reserva del caso, informó que hace algún tiempo amenazó a una vecina con un cuchillo en pleno pasillo y en otra oportunidad habría dicho que iba dejar abierto el gas de los artefactos de la cocina e iba incendiar el edificio.

Actualmente el joven está en libertad, aunque según trascendió estaría siendo tratado en el CPA por algunas patologías que presentaría relacionadas al consumo del alcohol.

Comentarios