El Invap y la comisión de auxilio del Club Andino Bariloche presentaron una camilla de rescate “única en el mundo”, que se adapta a las condiciones de la región. Este prototipo ya generó gran interés por parte de otras intendencias de Parques Nacionales y comisiones de auxilio de Tierra del Fuego y Santa Cruz que arrastran igual problemática.


El pedido de los rescatistas surgió en 2016 y tras un concurso interno en Invap se eligió el modelo ganador a cargo del diseñador industrial, Miguel Pagliaro, y los ingenieros mecánicos Leandro Colombano y Lucas Muñoz.

“La camilla debía cumplir con varias prestaciones que, hasta ahora, se cubren con diversos equipos. Empezamos a trabajar y hubo 25 personas interesadas en dar una mano a una comisión sin fines de lucro que trabaja a pulmón”, puntualizó Martín Absi, a cargo el grupo de Estructuras y Mecanismos de Invap.

Durante el proceso, participaron rescatistas, médicos de auxilios y técnicos de Invap.

La camilla no debía pesar más de 15 kilos, dividirse para que resulte más fácil subir a la montaña pero también tenía que resistir los agentes químicos que se usan para lesiones, la radiación solar y en lo posible, debía flotar.

Comentarios