En respuesta a un requerimiento de la Cancillería Argentina, el rompehielos ARA “Almirante Irízar” fue destacado hacia la isla Joinville, para rescatar a cinco científicos estadounidenses que se encontraban varados en un campamento allí erigido.


Según explicó el Comandante Conjunto Antártico, Comodoro de Marina Pablo Fal, la asistencia respondió a un requerimiento que llegó a través de la Cancillería de nuestro país, quien recibió un pedido de la National Science Foundation de Estados Unidos para asistir a un campamento integrado por cinco científicos de ese país, que se encontraban aislados.

La ubicación era muy cercana a las bases Petrel y Esperanza de Argentina, en el Golfo de Erebus y Terror.

La asistencia se realizó mediante cuatro vuelos con helicópteros Sea King, de manera exitosa, y la intención es transferir mañana a los científicos al buque “Laurence M. Gould” de Estados Unidos.

Esta asistencia se enmarca en los compromisos asumidos por nuestro país mediante el Tratado Antártico que implica asistencia a la vida humana en el continente blanco y sus aguas circundantes.

“El grupo iba a ser recogido para volver a Estados Unidos a bordo del Gould, pero las condiciones del hielo marino impidieron que la nave se acercara a la isla. No estaban en peligro inmediato, teniendo más de una semana de suministros, un campamento seguro, y comunicaciones con el mundo exterior”, indicó el informe de los Estados Unidos.

Los rescatados fueron cuatro científicos de Estados Unidos liderados por Alexander R. Simms, de la Universidad de California Santa Bárbara, y un empleado de la base de apoyo de la Fundación Nacional de Ciencias.

“Muchas gracias Argentina por enviar al Almirante Irízar en auxilio de nuestros científicos aislados en la zona antártica, reafirmando el espíritu de cooperación que anima nuestras relaciones”, publicaron en la cuenta de Twitter de la Embajada de los Estados Unidos en la Argentina.

Comentarios