El “Ice Lady Patagonia II” fue construido integramente en el país y recorrerá diversos puertos del mundo para exponer sobre la belleza de nuestra provincia y la Antártida.


El día que el empresario argentino Jorge May se cruzó en el Aeropuerto de Ushuaia con un grupo de franceses que venían a filmar un documental sobre las canoas de los indígenas yámana y los escuchó hablar con un tremendo entusiasmo de nuestra Tierra del Fuego, se sintió interpelado.

“Estaba justo con una persona del Museo Marítimo de Ushuaia y se preguntó por qué tenían que venir los franceses a hacer un documental sobre esto, por qué no lo hacíamos nosotros, por qué no defendemos y promocionamos más nuestros propios valores, nuestro patrimonio, nuestra riqueza”, contó Cora de Alvear.

Como encargada de Relaciones Institucionales de la Asociación de Exploración Científica Austral –que Jorge May creó, junto a dos de sus hermanos y un grupo de amigos, para cumplir con la misión que se asignó a sí mismo aquel día-, Cora de Alvear forma parte del equipo que el 26 de marzo zarpará con rumbo a Europa para una gira de seis meses.

El velero catamarán Ice Lady Patagonia II recorrerá varios puertos del Brasil y luego cruzará el Atlántico para internarse en el Mediterráneo y visitar puertos españoles (Marbella, Barcelona y Mallorca), franceses (Toulon y Saint-Tropez) e italianos (Génova y Cerdeña), además de Mónaco y Atenas.

“La chispa se produjo aquel día en Ushuaia –sigue diciendo Cora- y lo primero que hicieron fue construir una canoa con la misma tecnología que usaban los yámanas. Usaron las mismas herramientas y trataron la madera con la misma técnica; fue un proceso largo, de meses. Lo filmaron y lo presentaron en un festival de cine náutico en Europa. Así empezó todo”.

Esto ocurrió en torno al año 2000. Enseguida surgió la idea de comprar un barco para hacer expediciones a la Antártida y al Sur. Y poco después crearon la Asociación, para hacer estudios científicos, registros fotográficos y fílmicos para difusión, arqueología submarina.

La gira que hará ahora el Ice Lady Patagonia II es una iniciativa enteramente privada, surgida de este grupo de argentinos, navegantes aficionados, que desde hace más de 15 años recorren el mar austral argentino, la Antártida, la Isla de los Estados, el canal Beagle, el Estrecho de Magallanes, etcétera, registrando la belleza natural de nuestro país pero también los frutos de la tarea de exploración realizada por tantos argentinos en la zona. También hacen campañas por la preservación de la riqueza ambiental.

El Ice Lady Patagonia II fue enteramente fabricado en Argentina con materiales nacionales. Es un velero catamarán diseñado por el ingeniero Néstor Volker. Tiene 30 metros de eslora y 13 de manga y capacidad para 16 tripulantes.

Como encargada de Relaciones Públicas, a ella le toca la tarea de contactar a las autoridades de los puertos que van a visitar. ¿Tienen algún apoyo de las embajadas argentinas?

“Estamos tratando… Estuve en el Ministerio de Relaciones Exteriores pero la verdad es que no me prestaron mucha atención. Justamente queríamos que nos faciliten esos contactos. De todos modos, por mi cuenta, estoy llamando a los embajadores y también directamente a todos los puertos que vamos a tocar para que nos den un lugar accesible al público. También a los museos marítimos. Estamos terminando de organizar el viaje. Salimos el 26 de marzo”.

Antes de partir, habrá una inauguración de la exposición en Buenos Aires. Todavía no tiene fecha exacta, pero será hacia mediados de marzo.

La muestra que el Ice Lady Patagonia lleva a bordo presenta nociones de la geografía y fauna de la Antártida, de la historia de su conquista y de los asentamientos argentinos. Los soportes van de videos a maquetas, pasando por fotos, mapas y objetos originales rescatados del fondo del mar.

Todo se solventa con fondos y sponsors privados. “Nuestro único interés es el prestigio de la Argentina y promover sus bellezas naturales así como defender los derechos de la Argentina en el continente Antártico, dando a conocer la historia de sus asentamientos y bases”, dice Jorge May, presidente de la Asociación y capitán del barco, en una carta de presentación de esta próxima gira.

La Asociación de Exploración Científica Austral, que ya cumplió 17 años, espera contagiar a otros del espíritu de exploración e investigación en materia histórica y científica, además de difundir los logros y realizaciones argentinos en la materia y enseñar a valorar y cuidar nuestro patrimonio ambiental. Ya han editado seis libros sobre la Antártida y la isla de los Estados.

Comentarios