Se trata de la Ley provincial 1209 que quedó promulgada de hecho, al vencer el plazo legal. Las municipalidades deberán mantener congeladas sus plantas de personal y cumplir con metas fiscales en materia de gastos corrientes. Habrá un exhaustivo monitoreo de sus cuentas por parte del Ministerio de Economía de la Provincia.


Ushuaia.- El 12 de enero quedó promulgada de hecho la Ley 1209, modificatoria de Régimen de Responsabilidad Fiscal, mediante el cual el Ministerio de Economía de la Provincia queda facultado a ejercer un exhaustivo control en las cuentas públicas de las municipalidades, que quedan obligadas a cumplir con algunas metas para reducir el gasto público.

Los municipios deberán presentar la información del nivel de ocupación del sector público al 31 de diciembre y al 30 de junio de cada año con un rezago de un trimestre, consignando totales de planta de personal permanente y transitoria y personal contratado, política salarial, el sueldo mínimo y promedio.

La nueva ley indica que la Provincia y los municipios no podrán incrementar la cantidad de vacantes de empleados públicos (planta permanente, temporaria y personal contratado) existente al 31 de diciembre de 2017. Salvo que hubieran alcanzado superávit presupuestario; y, en su caso, podrá incrementar el número hasta alcanzar el índice máximo de crecimiento poblacional anual proyectado por el INDEC para cada jurisdicción.

Los municipios no tomarán medidas que incrementen el gasto corriente con carácter permanente durante el último semestre del año de fin de mandato del Departamento Ejecutivo, exceptuando aquel cuya causa originante exista con anterioridad al período indicado y su cumplimiento sea obligatorio.

Para realizar el monitoreo de cumplimiento de las metas que impone la ley, se crea una “Unidad de Evaluación de la Gestión Fiscal del Sector Público No Financiero de la Administración Provincial”, la que dependerá del Ministerio de Economía.

Impuestos

En la ley se establece que la Provincia y los municipios concertarán la implementación de políticas tendientes a disminuir los gravámenes que recaigan sobre la producción.

Los municipios se comprometen a homogeneizar y armonizar las bases imponibles y alícuotas de las Tasas. La presión tributaria total por municipio no podrá superar ni ser inferior en un desvío estándar promedio de la presión tributaria municipal total a nivel provincial.

Endeudamiento

Los municipios se comprometen a que el nivel de endeudamiento de los mismos sea tal que en cada ejercicio fiscal los servicios de la deuda instrumentada no superen el quince por ciento de los recursos corrientes. Aquellos municipios que superen el porcentaje citado en el párrafo anterior no podrán acceder a un nuevo endeudamiento.

Control

El control del cumplimiento de las obligaciones asumidas por esta ley se regirá en forma exclusiva por lo dispuesto en la Ley nacional 25.917 (Régimen de Responsabilidad Fiscal); en relación a los municipios, el mismo estará a cargo del Ministerio de Economía de la provincia.

Las modificaciones, sustituciones e incorporaciones al presente Régimen instituido para los municipios entrarán en vigencia a partir del primero de enero de 2018. Para aquellos municipios que adhieran con posterioridad, la vigencia del Régimen comenzará a regir a partir de la fecha de adhesión; indica la nueva ley.

Unidad de Evaluación

A partir de la vigencia de la Ley 1209, entra a funcionar la Unidad de Evaluación de la Gestión Fiscal del Sector Público No Financiero de la Administración Provincial, que dependerá del Ministerio de Economía y tendrá el rango institucional de Dirección General. Entre sus funciones, figuran:

– Relevar de los distintos organismos dependientes de la Administración Central, Organismos Descentralizados, Organismos Autárquicos, Empresas del Estado y Organismos de Seguridad Social, la información desagregada y consolidada de los niveles de la ejecución de los gastos, los recursos y el financiamiento, procesándola mensualmente y emitiendo informes de avance en forma trimestral.

– Evaluar el cumplimiento de las metas y compromisos asumidos por gobierno y las municipalidades, comunicando los eventuales desvíos o distorsiones de los objetivos de la Ley 1209.

– Elaborar informes sobre la asignación y ejecución del gasto en la clasificación por finalidades y funciones, determinando el grado de cumplimiento de las políticas de distribución del gasto por sectores o instituciones.

– Realizar exámenes respecto de la productividad de las reparticiones aplicando técnicas de evaluación y control de la gestión.

– Elaborar un compendio de la información fiscal de la Provincia, tanto en la referida a la evolución de la recaudación tributaria, de regalías por la explotación de sus riquezas hidrocarburíferas, de los regímenes federales de distribución de impuestos, de las tasas y tarifas y de todo otro recurso referido a la prestación de servicios, comparado con la evolución de los gastos y el análisis de los resultados, utilizando los formatos de uso compatible con las demás jurisdicciones provinciales, la Nación y los entes financieros.

– Evolución de los gastos rígidos, de los planteles de personal y los niveles salariales,

– Difundir información sobre planificación y ejecución presupuestaria de gastos y recursos de todos los municipios mediante la instrumentación de una página web.

– Formular recomendaciones en materia de pautas y reglas de administración de recursos financieros y reales para todos los municipios y elevarlas al Poder Ejecutivo para su consideración.

– Ser el ámbito para el fomento, elaboración, desarrollo, consulta e implementación de las políticas y acuerdos para delimitar las funciones y responsabilidades que le competen a cada nivel de gobierno, tendientes a armonizar y coordinar entre los mismos dichas atribuciones, procurando las reasignaciones necesarias y sus acciones para llevar adelante las mismas.

Comentarios