La Policía provincial investiga el asesinato de Alberto Miranda, quien fue encontrado hoy sin vida en su casilla ubicada en calle Raúl Muriel al 1900 de la capital fueguina. Según las primeras pericias, el hombre recibió varias puñaladas.


La Policía tomó conocimiento del hecho en horas de la madrugada de este viernes y se sitúo en la calle Raúl Muriel al 1.969 a metros de calle Facundo Quiroga. Agentes policiales que patrullaban la zona a pie, observaron que una casilla tenía la puerta abierta, situación que no se modificó cuando horas más tarde volvieron a pasar por el lugar.

Los agentes ingresaron a la casilla y se encontraron con una persona que estaba sobre una cama, con evidentes signos violentos, de haber sido apuñalado, tras lo cual dieron rápido aviso a la central de comunicaciones. A las 6.30 de este viernes se constituyeron efectivos de la Policía y personal de Científica, para realizar las pericias correspondientes.

De acuerdo a datos extraoficiales, varios cortes presentaba la víctima, quien era conocido en la zona por abastecer de huevos a varios vecinos, a través de la venta ambulante. Por el momento se desconoce por qué ocurrió el hecho y tampoco si existe sospechoso o sospechosos en este crimen.

Cabe señalar que Altamiranda hubiera cumplido 60 años este domingo 14 de enero; pero el trágico hecho de sangre del que fue víctima se lo evitó.

En la emisora Aire Libre FM, un vecino del lugar contó que la víctima del hecho era un “hombre tranquilo que no molestaba a nadie” y habló de una “persona misteriosa” que se acercó a la vivienda de la víctima a golpearlo, pero dijo desconocer la identidad del mismo.

Comentarios