El bonaerense Nahuel Ferreyra (26) partirá hoy desde Ushuaia con el objetivo de llegar al extremo norte del continente, a bordo de su moto Bajaj Rouser AS 200. El recorrido de más de 17 mil kilómetros será “una búsqueda interior de auto superación”, según Nahuel, que viaja solo pero valora la compañía de otros motoviajeros. Para lograrlo, utiliza sus ahorros de 12 años de trabajo y vende postales. “No tengo razones para estar triste; me despierto todos los días, puedo caminar, abrir los ojos y puedo abrazar, eso es suficiente”, sostiene.


Nahuel Ferreyra (26) eligió el Fin del Mundo para dar inicio a una aventura en dos ruedas, que denomina “The Beard Tour” – en alusión a su barba- , con el objetivo de unir América del Sur, Central y del Norte hasta Alaska, recorriendo más de 17 mil kilómetros a bordo de su moto Bajaj Rouser AS 200.

El viaje comenzó hace un mes. Oriundo de Ingeniero Adolfo Sourdeaux, al norte de Buenos Aires, Nahuel abandonó su trabajo como vendedor de indumentaria para emprender esta aventura; con sus ahorros después de doce años de esfuerzo (trabaja desde los 14), partió desde el Obelisco el 8 de diciembre pasado, atravesando la ruta patagónica con viento y frío, llegó a Ushuaia; “donde realmente comienza el viaje”, sostiene Nahuel.

Hoy dará inicio a la aventura desde Ushuaia, con el sueño de llegar hasta el extremo norte del continente, exactamente 17848 kilómetros de ruta. Sin embargo, Nahuel estima que recorrerá el doble: “Este viaje tiene otro sentido; no busco sumar kilómetros, sino experiencias; soy fanático de los pueblos y sus historias, su gente; eso es lo más valioso del recorrido”, afirma.

Sin rutas definidas ni caminos marcados, el motoviajero que no utiliza GPS se guía por recomendaciones de otros viajeros, en “una aventura hacia adentro; de auto superación para conocer realmente de lo que soy capaz, busco la mejor versión de mí”, explica. Aunque viaja solo, “la ruta te regala amigos increíbles y siempre avanzo acompañado”, sostiene Nahuel.

Nahuel sostiene que “no soy mecánico ni experto, solo busco ser felíz y entiendo que eso depende de cada uno de nosotros”, y con ese espíritu se prepara para una aventura en dos ruedas, que sin dudas será difícil. “Todos los días me levanto pensando en que voy a pasar un día hermoso y la voy a pasar genial, por más que llueva, haga frío o calor – dice Nahuel-. No tengo razones para estar triste; me despierto todos los días, puedo caminar, abrir los ojos y puedo abrazar, eso es suficiente”.

El motoviajero sustenta esta aventura vendiendo postales y calcos con el logo del proyecto “The Beard Tour”, que cambia a voluntad. “Tal vez 30 pesos para alguien no es mucho, pero yo con ese dinero puedo comprar nafta y avanzar 40 kilómetros; para mí eso es un montón”, advierte.

Nahuel Ferreyra se convertirá en uno de los motoviajeros de todo el mundo, que eligen Ushuaia – Fin del Mundo- como punto de partida para una experiencia única en dos ruedas, recorriendo miles de kilómetros hasta el extremo norte, donde no faltarán experiencias e historias que contar. Lleva un mensaje de aliento para atravesar las dificultades del extenso viaje por delante, y para otros motoviajeros: “Si yo puedo, vos podés”.

Comentarios