El Programa, al que se destinará casi 11 millones de pesos, tendrá vigencia entre enero y diciembre de este año. Consistirá en una ayuda económica mensual de hasta $3 mil para personas en situación de riesgo. Antes de acceder al beneficio, se evaluarán los factores sanitarios, económicos y habitacionales. Una vez incorporado al Programa, el beneficiario deberá acreditar su participación en actividades de capacitación laboral.


El Municipio de Ushuaia creó el programa ‘Asignación Inclusión Social 2018’, que consistirá en una ayuda económica de hasta 3 mil pesos mensuales para personas en situación de vulnerabilidad o riesgo social, en particular aquellas con patologías crónicas agudas y adultos mayores sin cobertura. También contemplará a personas a cargo de niños o adolescentes en situación compleja, que no perciban remuneración de otro tipo superior a la Canasta Básica de Alimentos.

El Programa estará a cargo de la Secretaría de Políticas Sociales, Sanitarias y de Derechos Humanos, cuyos equipos técnicos deberán evaluar previamente a quienes soliciten el beneficio de la ‘Asignación Inclusión Social’ en cuanto a factores sanitarios, económicos y habitacionales. La Asignación tendrá vigencia entre enero y diciembre de este año, aunque el tiempo de permanencia y el monto a percibir por los beneficiarios del Programa (con un máximo mensual de 3 mil pesos) será determinado por los profesionales intervinientes en cada caso particular.

El decreto menciona que la partida presupuestaria, que la comuna destinará a la asistencia de dicho programa, será de $ 10.800.000.

Cómo entrar al Programa

Para acceder al beneficio de la ‘Asignación Inclusión Social 2018’, los postulantes deberán presentar una solicitud de incorporación, y los equipos técnicos constatarán la situación de vulnerabilidad o riesgo social. Se acreditará con documentación respaldatoria: informe del área social interviniente; certificado de salud; contrato de alquiler; informes médicos; dictámenes judiciales; certificados de escolaridad; certificados de residencia; certificación negativa de ANSES, según el caso.

Una vez incorporado al Programa ‘Asignación Inclusión Social 2018’, el beneficiario deberá acreditar su participación en cursos, talleres, seminarios y cualquier otro tipo de actividades de capacitación laboral, bajo apercibimiento de baja del beneficio ante la falta de presentación de la documentación requerida.

De acuerdo al decreto de creación del Programa, “se propicia que la población que se encuentre en situación de vulnerabilidad o riesgo social y que cursa la dificultad de cubrir sus necesidades básicas con recursos propios, obtenga una ayuda económica no reintegrable por parte del Estado Municipal que sirva de paliativo”, reza el documento.

La medida plantea además que la situación socio- económica de nuestra provincia y más precisamente de la ciudad de Ushuaia, “marca una nueva trayectoria en los modos de intervenir y de generar políticas de Estado”, ya que surgen dificultades para que la población afectada por cuestiones sanitarias, económicas o habitacionales satisfaga sus necesidades, “llevando a que el Estado deba dar respuesta a sus demandas, generando políticas inclusivas y la reformulación de estrategias de abordaje”, sostiene el texto.

Comentarios