A través de la Resolución 857-E/2017, publicada hoy en el Boletín Oficial, alcanza al partido de Patagones (provincia de Buenos Aires); Neuquén; Río Negro; Chubut; Santa Cruz y Tierra del Fuego.


El Senasa declaró como zona libre de Brucelosis Ovina y Caprina a la región Patagónica, comprendida por el partido de Patagones de la provincia de Buenos Aires y por Neuquén, de Río Negro, de Chubut, de Santa Cruz y de Tierra del Fuego.

Lo hizo a través de la Resolución 857-E/2017, publicada hoy en el Boletín Oficial, en tanto que además estableció el Programa de Vigilancia y Prevención, que comprende un sistema de vigilancia epidemiológica activa que puede ser a campo con muestreos serológicos anuales o bianuales en hembras adultas en actividad reproductiva o en frigoríficos con faena de ovinos y/o caprinos adultos.

En tanto, el texto de la norma indicó que el ingreso los animales a la región será controlado de dos maneras: una, para los que provienen de zonas de igual estatus sanitario o de establecimientos certificados libres de Brucelosis a Brucella melitensis, los cuales no contarán con ningún requisito previo de serología y/o cuarentena. Y la segunda, para los que provienen de establecimientos no certificados libres de Brucelosis a Brucella melitensis, los cuales deberán contar con un resultado serológico negativo realizado en un plazo previo no mayor a 60 días a su ingreso y otro realizado en el Laboratorio Regional del Senasa en un plazo de hasta 30 días posteriores al ingreso en el predio de destino.

“Cuando los reproductores ovinos y/o caprinos mayores de 6 meses egresen de la Región Patagónica en forma transitoria con destino a otro establecimiento o para formar parte de una batería de carneros y/o chivos (castrones), no podrán volver a ingresar al establecimiento de origen”, remarcó, y aclaró que quedan exceptuados los que cumplan con lo indicado en la segunda opción anterior. Esto rige “en todos los reproductores que reingresan, excepto que hayan ido a un establecimiento certificado libre o a provincias, regiones y/o zonas libres o bajo plan de zonas libres”.

Cabe destacar que la bacteria Brucella melitensis provoca abortos en los animales pequeños, con pérdidas económicas considerables.

Comentarios