En la Comisaría Quinta de Andorra de Ushuaia, la gobernadora Rosana Bertone entregó más de 1.700 uniformes completos para agentes de la Policía provincial, adquiridos con una inversión de más de 17 millones de pesos. Además, en presencia de autoridades y agentes de la Fuerza de Seguridad, firmó los ascensos de 163 miembros, de los cuales 66 son oficiales, 90 suboficiales y 7 profesionales.


Los uniformes entregados serán utilizados por el grupo táctico, la división de servicios especiales y los agentes de prevención general, y están compuestos por chaquetas antidesgarro, pantalones de invierno y verano, remeras de invierno y verano, y borceguíes.

Durante el acto, donde estuvo acompañada por el Jefe de la Policía provincial Nelson Moreira, la Gobernadora señaló que “desde 2001 no se realizaba una compra integral de equipamiento para todas las fuerzas; y se trata de elementos de trabajo que los agentes necesitan para desarrollar sus tareas. Hasta ahora los policías tenían que comprarse sus uniformes con su propio dinero.” Además expresó que “felicito a las fuerzas de seguridad provincial, porque hasta en los momentos más difíciles se han mantenido con un profesionalismo que se debe reconocer”.

Bertone también señaló que, en el caso del sistema penitenciario “tenemos un desafío, somos una ciudad turística y aún tenemos a nuestros detenidos arriba de la jefatura de policía” y explicó que “si hablamos de derechos y condiciones, ese es un desafió que aún tenemos pendiente en la ciudad de Ushuaia”.

“No solo estamos trabajando con la policía, sino también con la otra parte que es la penitenciaria” aseguró la mandataria y comentó que, para lograr los objetivos “necesito el acompañamiento de la justicia, de todos los ciudadanos y también de la policía”.

La Gobernadora señaló que, por el momento “trabajamos con propuestas informales que luego plasmaremos en leyes o resoluciones para facilitar el trabajo, y tener una comunicación más ágil con el poder judicial”.

La lucha contra el narcotráfico

Además, la mandataria señaló que la problemática del narcotráfico “es un flagelo que le compete a las fuerzas federales más que la policía provincial, pero no podemos hacernos los desentendidos y debemos aportar toda la ayuda que podamos a estas fuerzas” y aseguró que “tengo una obsesión personal con esta problemática y por eso trabajamos para combatirla”.

“Yo he tomado la decisión de hacer importantes inversiones en seguridad y lo vamos a seguir haciendo, porque necesitamos fuerzas de seguridad equipadas para combatir el narcotráfico. Estas compras de equipamientos y uniformes se hicieron por licitación pública. Pero cuando necesitamos usar la ley Nº1015 que nos permite comprar, dentro de un marco legal, material sensible para la lucha contra el narcotráfico, lo usaremos. Si no, hay que cambiar las leyes”.

Bertone explicó que “si vamos a publicar todo lo que compramos, le estaríamos contando a quienes delinquen las herramientas que adquirimos para combatirlos, tiene que haber una reserva”, y explicó que “fui miembro de la comisión bicameral del narcotráfico, y les aseguro que las reuniones eran reservadas y cuando se hablaba de equipamiento era en absoluta reserva”.

“Para ser parte de esos debates en sesiones parlamentarias, uno firma un acta de confidencialidad que se debe respetar, al igual que en la comisión de inteligencia, donde no participé, pero sé que es así” aseguró la titular de la cartera fueguina.

“A mí no me van a asustar a la hora de llevar adelante mis obligaciones como Gobernadora, no tengo miedo a una comisión legislativa y mis funcionarios no están atados al cargo, pueden estar hoy y mañana no”, expresó en respuesta a las críticas recibidas por los legisladores opositores que participan de la Comisión de Presupuesto.

“Hemos hecho inversiones de gran magnitud en reparaciones de edificios escolares y en obra pública, por lo que más allá de que presionen a mis funcionarios en Legislatura, siento que vamos con el deber cumplido y por buen camino”, concluyó la mandataria provincial.

Comentarios