La compañía inauguró su local en el Parque Industrial de Río Grande, que durante la jornada se vio colmado de compradores. Con un gran número de productos Marolio en sus góndolas, la firma prometió hasta un 35% de ahorro para los consumidores.


“Maxiconsumo va a cumplir con la palabra y va a empezar a funcionar para que bajen los precios en la provincia”, afirmó el responsable de la empresa, Víctor Fera, semanas atrás, y la promesa se cumplió ayer cuando finalmente inauguró su sucursal en el Parque Industrial de Río Grande, que a lo largo de la jornada se vio colmada de compradores.

La sucursal que abrió sus puertas el lunes por la mañana, mantendrá el horario de atención de 9.00 a 18.00 horas de lunes a sábados, y ya planea construir su edificio propio, lo que le llevará al menos un año.

Ubicado en la zona industrial, sobre calle Chacabuco, a 200 metros de la Ruta N° 3 y a una cuadra de BGH, la empresa tiene previsto inaugurar un local en Ushuaia en los próximos meses y asi terminar de marcar presencia en Tierra del Fuego.

“Con las grandes cadenas de supermercados, se va a ahorrar el 35%, sin ninguna duda”, asguró Fera.

Por lo pronto los consumidores durante el primer día encontraron gran variedad de productos Marolio y pocos de otras marcas.

“Hemos podido ver precios exorbitantes que superan en un 70% los precios que manejamos habitualmente”, dijo Fera meses atrás a los medios locales y aseguró que al instalarse en la provincia “buscamos competir y ofrecer precios justos y reales porque hay actualmente un gran abuso en este sentido a la población”.

Fera estimó que “nuestro desembarco generará en principio unos 50 puestos de trabajos directos, aunque lo importante es la reactivación que tendrá también el mercado minorista que hoy no tiene alternativas de compra para ofrecer precios razonables a sus clientes”.

Comentarios