Los hombres cazaban con canes desde hace 8.000 años. Habrían sido los animales quienes se acercaron a los asentamientos.


 

A través de unos grabados que descubrieron recientemente en Arabia Saudita, los científicos lograron determinar que los perros ayudaron a la humanidad a sobrevivir y que sin ellos nuestra existencia hubiera sido más complicada. El objetivo de esta investigación es comprender cómo y cuándo comenzó la relación entre los canes y los humanos.

Los grabados descubiertos son 350 y muestran a hombres controlando a los perros con correas y cazando juntos hace alrededor de 8.000 años, según El País. Aunque existe una cerámica en Irán con canes de hace ocho milenios, estas nuevas imágenes son las primeras que muestran el trabajo conjunto con los humanos.

Por el dibujo, los investigadores creen que podría tratarse de una raza que todavía existen: los Canaán.

Los perros se separaron de los lobos hace 33.000 años en Asia, según la hipótesis más fuerte, y esto se logró determinar por el ADN. A partir de ese momento, los científicos de todo el mundo buscaron saber de qué forma fue la domesticación y la principal conjetura es que los perros fueron quienes se acercaron a los asentimientos para buscar comida.

“Las imágenes nos muestran que los cazadores controlaban a los perros y que les utilizaban para sus estrategias de caza, mucho antes de que hubiesen sido domesticado otros animales, como vacas o cabras”, explicó Maria Guagnin, investigadora asociada del Instituto Max Planck, en relación a los grabados descubiertos en en los yacimientos de Shuwaymis y Jubbah. En aquellos años, el uso de perros incrementó las posibilidades de cazar y ayudaban a los humanos a sobrevivir, especialmente cuando la comida era escasa.

Por su lado, el investigador de la Escuela de la Arqueología de la Universidad de Oxford, Greger Larson y uno de los principales investigadores del origen de los perros, reconoce la importancia del descubrimiento y asegura que le parece razonable pensar que los que aparecen en los dibujos son “perros” y que “los humanos cazaban con ellos”. “Me parece que es más difícil interpretar si se trata de correas, pero es indudable que trabajan juntos”, aseguró.

El lugar del descubrimiento aportó un dato muy interesante: el neolítico. La agricultura y la domesticación de otros animales no había llegado hasta allí todavía y, lo que es más importante, está fuera del alcance natural del lobo. Esto quiere decir que son perros domesticados anteriormente, que viajaron hasta allí con los humanos.

Los grabados encontrados en Arabia Saudita aportan nueva información sobre la relación entre los perros y los humanos, por lo que se cree que su vínculo era muy fuerte. “Muy probablemente tenían una gran importancia para los hombres porque están conectados mediante correas. Todo esto sugiere que su presencia en la caza era muy útil y que las presas podían ser encontradas, y matadas, mucho más fácilmente gracias a los perros”, aseguró Germonpré Robert Losey, profesor de Antropología en la Universidad de Alberta (Canadá).

Estas imágenes aportan la prueba arqueológica de una hipótesis que se conocía hace años: los canes y el hombre conviven desde hace miles de años. En relación a que si los perros ayudaron a la humanidad a sobrevivir, el profesor Losey aseguró: “Sin ninguna duda. En algunas situaciones, los perros pueden aumentar mucho nuestra habilidades. Si no llegan a estar con nosotros, es muy posible que no siguiésemos aquí”.

Comentarios