En el mes pasado la suba promedio del índice de precios al consumidor se ubicó en el 1,6% en Cuyo y la región pampeana; en el 1,5% en la Patagonia y Noreste; 1,3% en Noroeste y en el 1,2% en Gran Buenos Aires.


 

Empujado por el aumento del 3,5% en transporte; del 1,6% en vestimenta y calzado y el 1,4% en alimentos y bebidas, el mes de noviembre cerró con un incremento promedio en los precios al consumidor del 1,5%, lo que posicionó a la Patagonia como una de las regiones más afectadas por la suba en el costo de vida.

De acuerdo a los datos difundidos por el INDEC, durante el pasado mes en nuestra región los precios del rubro salud experimentaron un alza intermensual del 1,5%, Restaurantes y Hoteles el 1,3%; Otros Bienes y Servicios el 1,1%; Bebidas alcohólicas y Tabaco el 1%; Comunicaciones el 0,9%; Vivienda, electricidad, agua, gas y otros, al igual que Recreación y Cultura, el 0,8%; Equipamiento y Mantenimiento del Hogar el 0,7%, en tanto que Educación no registró variación alguna respecto de octubre.

De esta manera, desde diciembre de 2016 el IPC acumula una suba promedio del 20,4% en la Patagonia, apenas por debajo del 21% a nivel nacional. En el resto de las regiones del país la inflación acumulada fue del 19,7% para Noreste; 20,9% GBA; 21,2% Pampeana y 21,5% en Noroeste y Cuyo.

En estos 12 meses los rubros cuyos precios e ubicaron por encima del nivel general Patagonia fueron Vivienda, Agua, Electricidad, Gas y Otros con un 73,5%; Educación con el 29,3%; Comunicación con el 28,5%; Salud con el 26,4%; Recreación y Cultura con el 23,7%; Bebidas Alcohólicas y Tabaco con el 21,7%; , en tanto que los que se posicionaron por debajo fueron con el 18,7% Restaurantes y Hoteles y Otros Bienes y Servicios; Alimentos y Bebidas con el 15,7%; Vestimenta y Calzado con el 13,1% y Equipamiento y Mantenimiento del Hogar con el 12,8%.

Un dato que no deja de resultar llamativo, es que fue justamente en la región patagónica en la que se registró el aumento promedio más bajo en los precios del sensible rubro de Alimentos y Bebidas, ya que en GBA fue del 20,9%; 20,7% en Cuyo; 19,1% en Noreste y Noroeste y 18,3% en Pampeana; en tanto que el general país fue del 19,7%.

Por cierto que ese comportamiento parece encontrar explicación en el significativo valor que pagamos en la Patagonia por los productos alimenticios respecto de las demás regiones. Por ejemplo, el kilo de pan francés tiene un costo promedio en nuestra región de 40,62 pesos, contra los 40,24 que se paga en GBA o los 29,35 que cuesta en Cuyo. Otro tanto ocurre con el kilo de harina de trigo común que alcanza en la Patagonia los12,27 pesos, contra los 11,44 pesos en la región Pampeana o los 10,51 de Cuyo. Ni hablar del precio de la carne, ya que la picada común cotiza en nuestra región a casi 97 pesos el kilo, mientras que en Noroeste se paga a 85,22 pesos y a 73,72 pesos en Cuyo.

Comentarios