Esto se debe a una disputa por las comisiones que pagan los estacioneros a los emisores de plásticos. Están obligados a operar con tarjeta de débito.


Las estaciones de servicio pymes advirtieron que dejarán de aceptar tarjetas de crédito a partir de enero si las empresas emisoras de los plásticos no reducen las comisiones que cobran por el servicio.

Así lo anunció Cecha, la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines del país, que agrupa a estaciones de servicio pyme. “Se evalúa la implementación de la suspensión a partir del primero, de enero, de manera rotativa y escalonada, empezando los fines de semana”, escribió la entidad en un comunicado.

El reclamo de los estacioneros comenzó en el interior, pero se extendió a todo el país. Primero, la cordobesa Federación de Expendedores de Combustibles y Afines (Fecac), y la santafesina Federación Argentina de Expendedores de Nafta del Interior (Faeni), presentaron un pedido a la organización nacional para suspender la venta de naftas con tarjeta de crédito. Cecha tomó el reclamo y lo hizo escalar.

“Estamos muy preocupados por este arrollamiento que las entidades de tarjetas hacen sobre la economía de nuestro sector, avasallando con el 15 por ciento de la rentabilidad”, dijo el presidente de Cecha, Carlos Gold, al sitio especializado Surtidores.

Además de las comisiones, los estacioneros critican el plazo de cobro. “Recién cobramos a los 30 días de la venta y las tarjetas nos siguen reteniendo un gran volumen de impuestos cuyo saldo a favor que nos genera se nos hace imposible de recuperar”, agregó Gold.

La modalidad de protesta elegida fue la de rechazar pagos con tarjeta de crédito de manera escalonada, por zonas y con diferentes horarios.

Las tarjetas de crédito cobran a las estaciones de servicio una comisión de entre 1,3 y 1,5 por ciento, según las empresas. Los emisores de los plásticos consignan que, en realidad es del 1,25 por ciento.

En el caso de la tarjeta de débito, los estacioneros pagan una comisión del 1 por ciento y reciben los fondos a las 48 horas de la venta. Las compañías están obligadas por la AFIP a aceptar pagos con débito, como el resto de los comercios con cierto volumen de facturación.

Comentarios