Marina Gioia, del Estudio Superior de Danzas de la profesora Yamili Fazzarri, ganó el primer puesto en Máster del Universal Dance realizado en Córdoba y pasó a la instancia sudamericana del 2018. La joven también fue calificada como Mejor Bailarina entre dos mil concursantes.


La joven riograndense Marina Gioia contó que “con el Estudio Superior de Danzas de la profesora Yamili Fazzarri participamos del Universal Dance cuya primera competencia fue en Ushuaia; es una competencia que se divide en dos categorías: una es el Máster y la otra es el Lite y los que eran ganadores en esas dos categorías viajaban a Córdoba”.

Explicó que el Universal Dance “es una misma competencia que se hace provincialmente en todo el país y a Córdoba solamente llegaban los ganadores de estas dos competencias que mencioné, el Lite y el Máster. Nosotras –con Emilse Ramírez- llegamos las dos con Máster y en Córdoba, el evento se hizo en Quality, que es una facultad, un lugar hermoso, donde se bailaba afuera y adentro había como dos mil personas, había pileta; un lugar muy bonito que fue la sede del evento que tuvo cuatro días de competencia”.

“Cada día se exponía un estilo, como hip hop, contemporáneo, clásico, español. Con mi compañera de Dúo de Contemporáneo Emilse Ramírez obtuvimos el segundo puesto de Máster y después, en Danza Clásica – Clásico Repertorio Solista- gané el primer puesto en Máster”, contó.

El selectivo para el sudamericano de Universal Dance que se hace en Brasil o Colombia en septiembre de 2018 solo lo integran los Másters y es así que Marina Gioia será una de las representantes argentinas en este importante evento de la danza.

Marina tiene 22 años y está muy emocionada por haber logrado este preciado premio y lo vivió como un cuento de hadas. “Fue maravilloso, muy lindo; se juntan bailarines de todas las provincias y nosotros estamos tan alejados de todo, con pocos maestros y poca iniciación en estas cosas de la competencia y que nos vaya muy bien así, la verdad que es un orgullo para la provincia y para el estudio también”.

Confió que sentía que estaba representando a Tierra del Fuego. “En Córdoba se unificaron todas las provincias en la danza, había gente de todos lados, gente del sur como Santa Cruz también; asimismo de las provincias del norte, de Buenos Aires, Rosario, la propia Córdoba, de Jujuy, Misiones y ahora ir a Brasil o a Colombia es un evento sudamericano y además de representar a la provincia, estamos representando al país”.

Nacida en Río Grande, la joven bailarina resaltó el apoyo de su familia, de sus padres, Noemí Mansilla y Héctor Gioia, y su hermana Lía, cuatro años mayor que ella, quien está estudiando Veterinaria en la Universidad Nacional de La Plata. “Gracias a mis padres pude capacitarme en otras provincias; viví dos años en Buenos Aires en donde estuve estudiando; competí en Córdoba, San Juan, Buenos Aires y Mendoza”, dijo la joven.

Marina está estudiando el Profesorado de Danzas Clásicas en su último año y el próximo lunes se recibe con el título de Profesora Superior de Danzas. “El apoyo incondicional de la familia es muy importante, máxime que la danza clásica necesita que uno tenga un talento y van muchas cosas de la mano, como la economía, el apoyo de los padres, las ganas y no es de cosa de un día, sino de toda una vida. Comencé con esto cuando empecé a caminar y estar llegando a los 22 años y recibirme, creo que además es un reconocimiento para mis papás que con mucho esfuerzo de todos lados me apoyan siempre, llegar a esta instancia es un orgullo para ellos y a mi hace feliz”, expresó finalmente.

Comentarios