Una veintena de efectivos de la Prefectura Naval Argentina allanaron un domicilio ubicado en la calle Juan Buezas, en el barrio Los Fueguinos de Ushuaia, en una causa federal que investiga el delito de trata de personas. La investigación comenzó hace aproximadamente 6 meses y tuvo como corolario la medida judicial.


Personal de la Prefectura Naval de Ushuaia junto con profesionales del programa nacional de rescate y acompañamiento de víctimas de trata se hicieron presentes en horas de la tarde –alrededor de las 18– hasta una finca ubicada en la calle Juan Buezas al 200, con una orden de allanamiento emanada por el juez Federal Federico Calvete.

Munidos con armas largas, algunos oficiales de civil y con un can adiestrado en la búsqueda de estupefacientes llamado “Pancho”, los prefecturianos irrumpieron en la morada. Allí los esperaba el titular de la vivienda quien colaboró con el procedimiento.

Sin embargo la tarea fue minuciosa y supervisada por testigos quienes participaron en todo momento del procedimiento.

La celosa custodia del personal de la Prefectura evitó entre otras cosas que otros inquilinos del lugar pudieran ingresar hasta culminado el procedimiento.

Al cierre de esta edición el procedimiento realizado en el barrio Los Fueguinos, todavía continuaba.

La trata de personas es un delito y una violación a los derechos humanos ya que atenta contra la libertad y la dignidad de las personas. Trata de personas es un proceso que implica el ofrecimiento, la captación, el traslado, la recepción o acogida de personas para fines de explotación sexual o laboral. Y cualquiera puede ser víctima de este delito: niños, niñas, adolescentes y personas adultas.

Cuando se habla de trata de personas hay que pensar en organizaciones que se dedican al crimen organizado, cuyas consecuencias son gravísimas para la seguridad, bienestar y los derechos humanos de las víctimas.

Comentarios