Sucedió esta madrugada en Sabatini al 290. Cuando la familia se levantó para arrancar el día se encontró el auto con todas las pertenencias en el interior pero se habían llevado la puerta del conductor completa. “No sé si reírme o si llorar porque literalmente sacaron la puerta entera”, lamentó la dueña.


El insólito hecho de inseguridad ocurrió esta madrugada en Río Grande. Cuando la propietaria de un Hyundai I10 se levantó esta mañana para salir como todos los días y lo encontró sin la puerta del conductor. Delincuentes sacaron la puerta completa, pero no tocaron nada en el interior del vehículo.

Retiraron los bulones y se llevaron completa una puerta, la puerta del conductor. La dueña del vehículo, contó que “no sé si reírme o si llorar porque literalmente sacaron la puerta entera, del interior no tocaron nada, se llevaron solo la puerta”.

Además señaló que “no escuchamos nada, seguramente es alguien profesional de la mecánica porque vienen y sacan limpia una puerta, solo dejaron los tornillos”.

Incluso expresó que “la misma policía estaba sorprendida porque no han visto algo así, rompieron el vidrio para llevarse la puerta”.

Al lugar se presentó la Policía Científica. “Me tomaron todos los datos, si alguien tiene una puerta para venderme, que me avise”, pidió la mujer.

No se descarta que la puerta haya sido sustraída para abastecer a alguien que necesita de ese repuesto, en un auto de marca y modelo similar, tal es así que algunos vecinos brindaron algunos datos que en la esquina de Aeroposta Argentina y Luis Rosso, fue abandonada una puerta de un auto chocado, que es de color blanca.

Comentarios