En el Gobierno Nacional ya admiten que la reforma tributaria tendrá costos en las economías regionales, pero a pesar de los reclamos de varios gobernadores, adelantaron que no habrá modificaciones en el texto a enviar, que las diferencias se debatirán en el Congreso. Y que muchas de las quejas sectoriales es porque los mandatarios tienen una mirada muy parcial.


Recordemos que la primera en manifestar su disconformidad con la reforma impositiva fue la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, que le envió una carta al presidente pidiéndole una audiencia por el impacto que tendrá en la economía provincial la eliminación de los tributos a los electrodomésticos.

Desde Nación indicaron que “Las quejas sectoriales tienen una mirada muy parcial” y que Bertone no fue la única en quejarse, también los fabricantes de artículos electrónicos manifestaron su preocupación por el impacto. Advierten que la eliminación del tributo no diferencia productos importados de los fabricados a nivel local, por lo que deja fuera del mercado a la producción.

En una reunión en la Asociación de Fabricantes Argentinos de Terminales de Electrónica, los empresarios del sector coincidían en que con los electrodomésticos pasará lo mismo que con las computadoras, las empresas que antes fabricaban se reconvertirán en importadores.

“El Ministerio de Producción viene trabajando con las empresas de Tierra del Fuego. Las medidas proteccionistas que tuvieron genera distorsiones en la economía”, opinan en el Palacio de Hacienda. Y advierten que no habrá modificaciones en el texto por lo que Bertone deberá manifestar su queja en el Congreso aunque no descartan que haya “una compensación para las arcas fiscales de la provincia con subsidios”.

En el Palacio de Hacienda destacan que sólo cuatro provincias y la Ciudad de Buenos Aires marcan la hoja de ruta de Ingresos Brutos por el nivel de actividad productiva que generan.

“La provincia de Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires y Córdoba, las cuales ya anunciaron la baja del impuesto, Santa Fe y Mendoza lo anunciarían en breve”, afirman. Pero niegan que haya una compensación financiera por esa rebaja. “Este ingreso se compensará con crecimiento económico”, concluyen.

Comentarios