Luego de intentos y anuncios, este año el Municipio se propuso realizar una mejora radical en el servicio de transporte público de pasajeros en la ciudad. Encuestas realizadas entre los usuarios revelan que las medidas tomadas están dando resultados positivos.


Río Grande.- A partir de la contratación de la empresa local Angus, la firma City Bus puso en marcha diversas acciones para mejorar el servicio que miles de usuarios utilizan a diario, siempre bajo los parámetros establecidos por el Municipio.

Entre ellas, las 26 unidades 0 km que hacia fin de año estarán recorriendo la ciudad. Hoy, son 18 los nuevos colectivos prestando el servicio.

A través de una gacetilla de prensa, el Municipio dio a conocer un relevamiento sobre 490 personas que utilizan el transporte público en Río Grande, asegurando que un 94,5% de los consultados opinó que el servicio “es bueno”.

En cuanto a la calidad del servicio, un relevamiento del mes de julio indicó que un 21% de los usuarios consideraban que era “mala”; mientras que en Septiembre un 77% de los consultados opinó que el servicio era “bueno”.

“Ya en Octubre un 94,5% opina que el servicio es bueno”, señala la información.

“Los encuestados opinaron también en cuanto a los tiempos de espera en la garita de colectivos, los cuales han mejorado notablemente”, agrega la gacetilla.

De las mismas encuestas se desprende que en septiembre un 49,7% opinó que esperó el colectivo durante 20 minutos, mientras que un 37,9% opinó que sólo esperó 10 minutos.

En octubre los usuarios opinaron en un 50,7% que esperaron el transporte 20 minutos, mientras que 22% opinaron que lo hicieron durante solo 10minutos.

Con respecto a la calidad general del servicio, con la incorporación de las primeras unidades de colectivos 0km que se hicieron en el mes de julio, ya un 54,1% de los encuestados opinaba que el servicio era regular.

Este parámetro se incrementó notablemente y en el mes de agosto un 78,1% entendía que el servicio era regular.

Finalmente, ya en los meses de septiembre y octubre, los encuestados opinaban en un 77% y en un 94,5%, respectivamente, que la calidad general del servicio es buena.

Además, se construyeron rampas automáticas para sillas de ruedas, como parte de las políticas inclusivas que promueve el Municipio. Este nuevo proceso incluyó también la colocación de nuevas garitas y nuevos recorridos para llegar a más barrios y acortando las frecuencias, para lo cual además se contará con equipos GPS, adaptables a la tarjeta SUBE y a aplicaciones como “Cuando Llega”, con la cual van a poder interactuar para saber con precisión la ubicación exacta de los coches que cubren los recorridos de la ciudad de Río Grande.

Paralelamente el Municipio está llevando adelante un proceso de extender el pintado de amarillo de los cordones que bordean las garitas.

Comentarios