La medida fue ordenada por el juez Federal de Buenos Aires Sebastián Casanello, a partir de una investigación periodística realizada el año pasado que reveló 8 propiedades de Báez en la provincia. Buscan dinero en efectivo y objetos suntuosos, aunque el objetivo principal es tasar los bienes. Habrá más operativos durante esta semana.


Una comitiva de la división anticorrupción de la Policía Federal Argentina allanó ayer una vivienda de Ushuaia atribuida al empresario santacruceño Lázaro Báez, detenido por presunto lavado de dinero y negociados con la obra pública durante el gobierno kirchnerista, y en las próximas realizará más operativos por la misma causa en la provincia, anticiparon fuentes judiciales.

El operativo ordenado por el juez de Buenos Aires Federal Sebastián Casanello, se relaciona con una investigación periodística realizada por Télam en mayo de 2016, sobre los bienes de Báez en las tres ciudades de Tierra del Fuego.

La medida se desarrolló desde las 15.30 en la casa ubicada en la calle Staiyakin 753, en el barrio Andino, luego del exhorto que Casanello le envió a su par de Ushuaia Federico Calvete.

También trascendió que el allanamiento fue requerido por el fiscal Guillermo Marijuán, el mismo que intervino en otros operativos vinculados con la causa Báez en las provincias de Santa Cruz y Chubut.

“El objetivo es tasar el inmueble y secuestrar dinero en efectivo u objetos suntuosos que puedan encontrarse”, explicaron las fuentes, aunque finalmente “no se secuestró ningún material”.

La comitiva de siete efectivos y una tasadora del Tribunal de Tasaciones de la Nación arribó al domicilio y se encontró con que la propiedad, que figura ante el Registro de la Propiedad Inmueble de Tierra del Fuego a nombre de “Badial SA”, una de las constructoras conocidas de Báez, se encontraba habitada por una persona.

Los policías lograron dar con el cuidador de la casa y le pidieron que les abriera para evitar romper la cerradura.

El hombre manifestó que habitaba la vivienda “desde hace unas semanas”, por un “préstamo” que le realizó Alfredo Benjamín Zárate, sindicado como el principal testaferro de Báez en Tierra del Fuego.

La casa es una de las ocho propiedades vinculadas con el empresario que identificó una investigación periodística de Télam realizada en mayo de 2016, y que incluyó las ciudades de Ushuaia y Río Grande, y el municipio de Tolhuin.

Télam visitó ese mismo domicilio el año pasado y golpeó la puerta de entrada, pero nadie atendió.

La casa lucía entonces abandonada, con cortinas cubriendo la totalidad de los ventanales del frente y los laterales, y con un buzón repleto de cartas sin retirar.

La última habitante conocida de la vivienda fue Catalina Liliana Manfredotti, hermana del ex gobernador de Tierra del Fuego, Carlos Manfredotti, actualmente jubilado y devenido en empresario hotelero.

Liliana Manfredotti no respondió llamados para evacuar dudas sobre la titularidad del inmueble.

Según el relevamiento periodístico, las compañías vinculadas con Báez “Patagonia Financial Services SA” y “Credisol SA” (mediante uno de sus directivos, Antonio Ramfos) le alquilan 5 de los 8 departamentos ubicados en el segundo piso del edificio “Ushuaia Tower”, en la calle Rivadavia 130, al mismo Poder Judicial de la Nación que ayer dispuso el allanamiento.

Báez también es dueño de un campo en las afueras de Río Grande, y a través de las empresas “MyP SA” y “Proyect One SA”, de un edificio en esa misma ciudad, en la calle 25 de Mayo 1475, donde funciona una agencia de autos usados.

En Río Grande también se encuentra otro inmueble perteneciente a la cadena de gomerías “Alem Servicio Integral”, con domicilio en Islas Malvinas 756, ligada al mismo grupo empresario que investiga la justicia por presunto lavado de activos.

Por su parte en el municipio de Tolhuin, donde Báez invirtió en proyectos turísticos con la idea de fundar un “segundo Calafate”, el empresario utilizó la constructora “Badial SA” para quedarse con la compañía “Hostería Petrel SA” que tenía la concesión de la hostería del mismo nombre, a orillas del Lago Escondido.

A su vez, Alfredo Zárate, en nombre de Badial, también compró en 2006 la hostería “Lo de Vilma”, situada sobre una de las márgenes de la Ruta Nacional Nº3, a pocos kilómetros del centro de Tolhuin, y la misma constructora figura como propietaria de un exclusivo complejo de cabañas con vista al Lago Fagnano, situado sobre una de las márgenes del camino de ripio que conecta la cabecera del lago con el centro del pueblo.

Varios o la totalidad de esos bienes, también serán allanados en las próximas horas, según anticiparon fuentes ligadas a la causa.

Comentarios