En las últimas horas se conoció un nuevo hecho policial en la Margen Sur de Río Grande, donde se registró un intento de homicidio. Según los primeros datos, un hombre identificado como Aldo Morales (46) debió ser trasladado al Hospital Regional y se encuentra en terapia intensiva luego de ser atacado con un martillo por Carlos Sanabria (56).


El Comisario José Calderón –a cargo de la Comisaría 4º de Margen Sur- detalló que a través de un llamado al 101, vecinos del barrio El Mirador alertaron sobre la presencia de un hombre tirado en la vía pública.

Inmediatamente, un móvil policial acudió a este sector de la ciudad, constatando que la persona “había sido agredida momentos antes, con varios golpes en la cabeza”.

“Se encontraba consciente en ese momento, pero había perdido abundante sangre”, relató Calderón, detallando que el hecho se produjo sobre calle Monte María al 60.

A partir de los testimonios de vecinos que fueron testigos presenciales del ataque, la Policía demoró a un hombre identificado como Carlos Sanabria (56 años) que vive a pocos metros del lugar, señalando que si bien “al momento de la demora no tenía ningún elemento contundente, los vecinos relataron que la agresión se habría perpetrado aparentemente con un martillo”.

La ambulancia arribó minutos después, trasladando a Aldo Morales, de 46 años, hasta el Hospital Regional. Luego de ser sometido a una tomografía, el hombre quedó internado y su estado hoy es crítico.

Tras las actuaciones policiales de rigor, Calderón explicó que se realizó un allanamiento en la vivienda del agresor “con resultados positivos”, donde secuestraron un martillo “que fue descripto por los testigos presenciales”.

“Inclusive se le realizaron tests orientativos que arrojaron resultados positivos para sangre y se secuestraron prendas de vestir, por lo que tenemos ya individualizado al presunto autor y recolectados los indicios necesarios para que el Juzgado pueda proceder”, agregó.

De acuerdo al último parte médico, el hombre agredido se encuentra en estado crítico, asistido con respirador artificial.

La causa se caratuló como homicidio en grado de tentativa y ninguno de los hombres registra antecedentes por otros hechos de violencia en el sector.

Comentarios