El expolicía, acusado de haber abusado de su hijo biológico, cuando era menor de edad, fue condenado a cumplir una pena de 11 años de prisión. Fue por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado”. Tanto la querella como el fiscal del caso habían solicitado que se aplique una pena más severa de 16 años de prisión.


Cabe destacar que en ningún momento reconoció el hecho que se le imputaba, por lo que nunca hubo un gesto de arrepentimiento o pedido de disculpas o perdón a su propio hijo del cual fue condenado por abusarlo. | Foto: Tiempo Fueguino

RIO GRANDE.- El Tribunal de Juicio en lo Criminal del Distrito Judicial Norte, condenó a un hombre identificado con las iniciales “LAJ”, a la pena de 11 años de prisión por considerarlo autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado en perjuicio del menor identificado con la inicial “E”.

Previo a dictar condena, los Jueces Juan José Varela, Daniel Borrone y Pablo Bramatí resolvieron rechazar el planteo de nulidad que hizo la abogado Adriana Varisco, defensora del hombre que integró la Policía de la Provincia y por ello decidieron resolver la cuestión de fondo que se ventiló durante las audiencias del juicio, llegando a la conclusión que el acusado es penalmente responsable de los hechos que se le imputaron.

Durante la lectura del veredicto, los jueces del Tribunal explicaron que la determinación se basó en que, creyeron en la imputación del menor, la que tiene apoyo en la prueba científica producida y por el testimonio de otros testigos que corroboraron inequívocamente los dichos del menor.

El Presidente del Tribunal informó que ese fue el pilar de la sentencia, y sobre lo cual se llevó a cabo la evaluación y posterior decisión adoptada por los magistrados, quienes además resolvieron que los fundamentos se darán a conocer el próximo jueves 1 de septiembre, a las 18.00 horas.

 

Ladereche “quedó demostrado que era un tipo violento, alcohólico”

Una vez finalizado el juicio, el Fiscal Pablo Candela se mostró conforme con la condena a 11 años de prisión a pesar de haberse solicitado 16 años por la misma imputación. “Estamos conformes con la pena, estamos satisfechos con el trabajo realizado y vemos con buen atino la explicación que brindó el Tribunal”, en relación a las pruebas tenidas en cuenta a la hora de emitir una condena, “ahora esperamos que esta condena lleve un poco de paz a la víctima y su familia”.

A su vez, el abogado querellante Dr. Juan Héctor Ladereche se mostró conforme con la condena, pero en disidencia con el monto aplicado. “Tanto la querella, como la fiscalía habíamos coincidido en pedir 16 años de prisión y esto no se pidió al azar, sino que se hizo una evaluación de la conducta y de las mendacidades que quedaron demostradas antes y durante el juicio. Por ejemplo, que se decía que era un buen padre y los seis expedientes que se acompañaron, quedó demostrado que era un tipo violento, alcohólico y encima lo premiaron jubilándolo de la policía, porque quedó demostrado que tenía unos ingresos superiores a los 60 mil pesos”.

Por otro lado, y en relación a las explicaciones brindadas por los magistrados a la hora de dar a conocer la condena, el letrado resaltó que “quedó demostrado de que no solo el chico no mintió, sino que las conclusiones a las que llegó la médica forense del Poder Judicial, Dra. Ines Aparici y el Lic. Camargo, quienes dieron hechos puntuales sobre un típico caso de abuso”.

Comentarios