Trabajadores estatales manifestaron su “enérgico repudio” al operativo realizado por efectivos de Gendarmería Nacional, en el cual se produjeron dos detenciones y heridas a manifestantes.


Gendarmería desalojó la protesta sindical en la ruta 3 (a 12 kilómetros de Río Gallegos), con un operativo en el que utilizó un camión hidrante y personal de un destacamento móvil.

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) realizó el domingo (ayer) una manifestación en Caleta Olivia y definió un paro de 96 horas a partir de la 0 hora de este lunes, para expresar su “enérgico repudio” al desalojo violento de la protesta en la ruta 3, a pocos kilómetros al norte de Río Gallegos, informaron fuentes gremiales.

Gendarmería desalojó en la tarde del domingo una protesta sindical en la ruta 3, a unos 12 kilómetros de Río Gallegos, con un operativo en el que utilizó un camión hidrante y personal de un destacamento móvil que detuvo a dos manifestantes y causó heridas a otros que fueron asistidos por golpes y afectados por gas lacrimógeno.

El desalojo, durante el cual también fue golpeado un periodista, fue ordenado por el juzgado federal de Río Gallegos, a cargo del juez subrogante Aldo Suárez.

Los manifestantes habían sido notificados el viernes de la orden judicial de retirarse de la ruta, que es el principal vínculo de la capital santacruceña con el norte del país. El operativo fue acompañado por el ministro de Gobierno provincial, Fernando Basanta.

El gremio de prensa de Santa Cruz, Sipren SC, se solidarizó con el periodista Nicolás Revello que “fue tirado al piso, esposado y pateado por gendarmes”, según testigos, al tiempo que exigió “garantías y cese de la persecución a los trabajadores de prensa”.

“El pasado 16 de mayo se envió una nota al jefe de Escuadrón Regional de Gendarmería, Mayor Andrés Severino, ante el accionar de efectivos de la fuerza respecto al trabajo periodístico”, informaron fuentes del Sipren SC.

Comunicadores de prensa se hicieron eco al repudio por el desalojo en Ruta 3

El periodista Nicolás Revello denunció que fue “tirado al piso, pisoteado y esposado” por personal de Gendarmería. Foto Cortesía: eldiarionuevodia.com.ar

Mediante las redes sociales, se dio cuenta que esa fuerza ejecutaba un seguimiento personalizado con cámara en mano a los periodistas, registrando en video el accionar de cada trabajador de prensa. Es necesario aclarar que la fuerza está obligada a tener registros fílmicos respecto a las actuaciones que deben llevar adelante, pero está prohibido por ley hacer seguimiento a las personas, pues se trata de una acción similar al espionaje y ello está prohibido en Argentina, es decir, se trata de una acción ilegal.

En este contexto, el trabajador de prensa Nicolás Revello denunció que fue “tirado al piso, pisoteado y esposado” por los efectivos que llevaron adelante el operativo.

La Comisión Directiva del Sindicato de Prensa de Santa Cruz expresó su “profundo repudio al accionar de Gendarmería en la injustificada represión de la ruta 3”; “repetimos la exigencia de que cesen con la persecución a trabajadores de prensa, quienes son permanentemente filmados y fotografiados cuando van a trabajar a la ruta”.

El gremio recordó que “el pasado 16 de mayo se envió una nota al jefe de Escuadrón Regional de Gendarmería, mayor Andrés Severino, en la que se manifestó la preocupación por el accionar de efectivos de la fuerza respecto al trabajo periodístico”, destacando acto seguido que “el ministro de Gobierno de Santa Cruz, Fernando Basanta, estuvo presente en el operativo, observando desde una camioneta”.

“Instamos a los gobiernos, tanto Nacional como Provincial, a garantizar la labor de los trabajadores de prensa, como así también sus derechos y garantías”, cerró el escrito.

Fuente: Telam / eldiarionuevodia.com.ar / La Opinión Austral.

Comentarios