Nilda Núñez, de 25 años, estaba desaparecida desde el 20 de junio y fue encontrada mutilada dentro de una valija en un descampado. Llevaba un embarazo de cinco meses y tenia dos hijos de 2 y 5 años.


0407 descuartzada

Fotografía publicada por los familiares y el portal Resumen Policial de Ushuaia.

Todavía los ciudadanos de Tolhuin no salen del asombro y de la sensación de horror tras conocerse el macabro hallazgo sin vida de Nilda Mabel Nuñez, una mujer de 25 años desaparecida el 20 de junio, quien fue encontrada descuartizada dentro de una valija en un descampado de la tranquila localidad de Tierra del Fuego.

La policía local, a cargo del Comisario Inspector Carlos Manetti, jefe de la Unidad Regional Centro de la Policía, informó que el inicio del horror comenzó cuando allanaron la vivienda ubicada en la calle Oliva 947  en la que Nuñez vivía con sus hijos de 2 y 5 años y su pareja, Aldo Javier Nuñez, de 33 años, y encontraron la pierna izquierda de la mujer escondida debajo de una de las camas de sus hijos.

Rápidamente se realizó una rastrillaje en la zona que terminó con la peor y más cruel noticia: la policía encontró en el descampado del barrio “Los Arbustos” una valija que dentro contenía el cuerpo mutilado de Nilda Nuñez. El cuadro con que se encontró la policía científica de Río Grande la víctima presentaba numerosos cortes, siendo seccionadas las restantes extremidades, además de huesos que fueron fracturados para que entre en la valija.

Horas más tarde, la policía detuvo a Aldo Nuñez, quien cuenta con antecedentes por violencia de género por una denuncia que le hizo Nilda en septiembre del año pasado, y quien además sería el padre del nene de dos años. En los doce días en que Nilda se encontraba desparecida, la pareja habría dado versiones confusas de la desaparición.

El hombre se quebró ante los policías y habría confesado ser el asesino de su mujer. Según fuentes policiales, Nuñez ocultó la pierna de la víctima “porque no entraba en la valija”. La autopsia buscaba confirmar la causa efectiva del deceso, que se presume fue por asfixia, así como la data del asesinato que se estimaba ayer en más o menos una semana.

Los hijos de Nilda -el más pequeño hijo del imputado mientras que el mayor es de una pareja anterior- fueron alojados con una familia sustituta hasta que los familiares de su madre, quienes no viven en la provincia, puedan hacerse cargo de ellos.

Comentarios