El sacerdote Andrés Arango tuvo que renunciar a su cargo y pedir disculpas por el error que cometió durante 25 años.


Un mínimo error hizo que miles de bautismos sean anulados en la iglesia de Arizona, Estados Unidos: el cura Andrés Arango usó durante 25 años una combinación errónea de palabras a la hora de empezar la ceremonia.

Arango iniciaba los bautismos con la frase: “Nosotros te bautizamos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”, cuando en realidad tenía que decir: “Yo te bautizo…”

El obispo Thomas Olmsted explicó por qué este cambio en la frase es tan grave para la Iglesia Católica: “El problema de usar ‘Nosotros’ es que no es la comunidad la que bautiza a una persona, sino que es Cristo, y solo Él, quien preside todos los sacramentos”.

Ahora miles de creyentes van a tener que bautizarse de nuevo. Incluso algunas personas tendrán que tomar la comunión y casarse otra vez, porque el bautismo es considerado el primero de los sacramentos.

El cura que cometió el error pidió disculpas y renunció a su cargo:  “Me entristece saber que he realizado bautismos inválidos a lo largo de mi ministerio como sacerdote usando regularmente una fórmula incorrecta. Lamento profundamente mi error y cómo esto ha afectado a numerosas personas en su parroquia y en otros lugares”, escribió.

Leer también: Una ola gigante destrozó los vidrios de un ferry en pleno viaje

Comentarios