Así lo informó la secretaria de Producción y Ambiente, Sonia Castiglione. Esta medida forma parte de las políticas de promoción y protección del empleo que lleva adelante el Municipio de Río Grande.


La decisión del Municipio de Río Grande es facilitarle un espacio a los trabajadores para que puedan comercializar los productos con los que la empresa les pagó las deudas salariales.

La secretaria de Producción y Ambiente, Sonia Castiglione, informó que en el marco de las políticas de promoción y protección del empleo que lleva adelante el Municipio de Río Grande, el próximo sábado 26 de agosto trabajadores de la empresa Foxman tendrán la posibilidad de contar con un espacio en el Paseo Canto del Viento (Fagnano entre San Martín y Rosales) para ofrecer equipos de aire frío/calor a precios especiales.

En este sentido, la funcionaria explicó que “esos aires fueron recibidos por estos trabajadores en parte de pago de la deuda que la empresa mantenía con ellos” y subrayó que “desde el Municipio ofrecimos un espacio en el Paseo para que los puedan vender al público”.

“Se trata de aires frío/calor nuevos de última generación, altamente eficientes y económicos” detalló Castiglione y recalcó que “es una excelente oportunidad para que los vecinos puedan acceder a estos equipos a precios realmente muy convenientes y al mismo tiempo ayudar a estos trabajadores que se han cargado al hombro una situación laboral muy complicada”.

“Esperamos que muchas personas se acerquen, puedan disfrutar un lindo paseo y puedan acceder a esta posibilidad además de todos los otros productos que estarán exponiendo los artesanos habituales”, concluyó.

Cabe recordar que en la política de acompañamiento y promoviendo la reactivación de dicha planta, el intendente de Río Grande Gustavo Melella permitió el otorgamiento, por parte del Estado municipal, de un crédito productivo a la firma local High Tech Solutions para reflotar el proyecto de Foxman Fueguina.

Desde 2015 los trabajadores de Foxman redoblan los esfuerzos para recuperar sus puestos de trabajo y hacerse de iniciativas que les permita un ingreso, como unas improvisadas canchas de futbol.

Melella detalló en la oportunidad que, “la empresa necesitaba financiamiento para ponerla en marcha, comprar insumos y equipamiento. Le pusimos a disposición una línea de créditos que financia pequeñas, medianas y grandes empresas, que tiene una tasa subsidiada del 12% anual, fija y con periodo de gracia”. Así podrán poner en marcha la planta y recuperar los puestos de trabajo”.

Comentarios