La empresa quería llevar el boleto a 12,98 pesos. En la asamblea tarifaria las quejas sobre falta de frecuencias y mantenimiento en la unidades fueron argumentos válidos para impedir el incremento.


ASAMBLEA. Usuarios tuvieron la posibilidad de hacer oír sus quejas sobre el servicio de transporte público.

ASAMBLEA TARIFARIA. Los usuarios pudieron hacer oír sus reclamos frente al servicio del transporte público.

En el marco de la asamblea tarifaria, la empresa Autobuses Santa Fe S.A., representada por Hugo González explicó a los presentes la necesidad de elevar el costo del boleto del servicio a 12,98 pesos. Sus argumentos fueron que existe un desfasaje producto de la inflación y la devaluación que le generan los mayores costos operativos. Además sostuvo que hubo un aumento en el salario de los trabajadores obtenido en paritarias.

El Municipio no convalidó el análisis de la empresa que la llevó a sostener ese valor del boleto. En la figura del Subsecretario de Desarrollo Económico, Lucas Gallo, se explicó que el compromiso del Municipio es asegurar la prestación del servicio hasta fin de año, momento en que se espera pueda funcionar en manos de la Sociedad del Estado, para lo cual continúan trabajando con el Concejo Deliberante a fin de conseguir la autorización para la toma del empréstito que les permita adquirir las nuevas unidades, equipadas y acondicionadas para la zona.

Autoridades municipales sostuvieron la necesidad de brindar un servicio de calidad sin perjudicar a los usuarios en contraposición al actual que es «pésimo».

Los usuarios que se anotaron para exponer relataron brevemente sus experiencias en las que coincidieron los reclamos por demoras en el servicio, falta de previsibilidad, falta de rampas para personas con discapacidad, unidades sin calefacción. Al momento de las consultas por escrito, todos sostuvieron quejas y cuestionamientos sobre la relación entre el aumento de la tarifa y la mejora del servicio, cuestión que no pudo ser garantizada.

La asamblea tarifaria es una instancia en la que la empresa expone sus argumentos, la Municipalidad da opinión y los usuarios pueden hacer uso de la palabra, de acuerdo a un procedimiento preestablecido. Toda la información luego es remitida al Concejo Deliberante y el resultado de la asamblea no es vinculante.

Comentarios